Un puñado de sueños para mi pirata
Ella escucha el canto pacífico…
El pecado es la luz de sus
ojos de agua salada.
Veo fotos del mar en las gotas de su lluvia.

Petalos de noche aún sin abrirse
Un mapa de la sirena rueda por el paño.
Japoneses pescando
para llevar ballenas
fuera de las olas
las profundidades.

Pienso en los susurros del océano.
Me lastimarán o me cuidarán?
Nadando con mis flores caídas
bebo de esa fuente un sorbo.

Anuncios